Emprendedores

A veces hace falta ver un video como este para recordar la parte romántica de emprender.